Noticias
Maristas: ni dormidos, ni ausentes
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
18 Noviembre 2019
Leido 416 veces
Primer Cabildo estudiantil abordó crisis social de Chile
CRISIS SOCIAL. Hemos vivido semanas ya inscritas en las páginas de la historia. El movimiento ciudadano ha remecido los cimientos de la sociedad chilena. Los Maristas de Curicó no han estado ajenos. Han seguido fiel a su misión de acoger, contener y educar a sus estudiantes, principales destinatarios de su quehacer.
CONTEXTO.

Las redes sociales han cobrado un rol gravitante. En Curicó, como en el resto del país han convocado y denunciado. Marchas, paralizaciones, debates que esencialmente surgen en su inicio sin domicilio político han clamado por un país más justo, a escala humana y que exige a la clase política atender sus demandas. Nuestra principal plaza ha sido muchas veces el comienzo y final de recorridos que hacen eco del sentir ciudadano.

Asimismo, las redes sociales han puesto sobre la mesa los excesos de la autoridad denunciados en violaciones a los derechos esenciales (DD.HH.) de la población civil que sale a manifestarse y en los que en Curicó contabilizan una víctima fatal. Y están también aquellos que se apartaron de la expresión pacífica, los saqueadores.

El “lumpen”, vocablo germano que denota a los grupos marginados, sin moralidad y escasa conciencia social. Distantes de la convivencia social, dispuestos a realizar acciones vandálicas y delictuales en contra de las personas y bienes públicos y privados. Punto también que merece un profundo análisis sobre su génesis y persistencia.

CRECIMIENTO ÉTICO Y TOLERANTE.

Fiel al carisma de Marcelino Champagnat, y sin abandonar su carácter de centro educativo y formador, el Instituto San Martín ha abierto en las pasadas semanas y días recientes diversos espacios para la reflexión y expresión de ideas encaminadas hacia el crecimiento ético, la libertad, el sentido crítico, la justicia, la solidaridad, la convivencia y la paz de sus miembros.

Ciertamente hay puntos de vista, apreciaciones filosóficas, políticas concordantes y contrapuestas. Pero, bien expresadas, escuchadas y atendidas con respeto permiten abrir espacio para que triunfe la tolerancia y el diálogo que construye.

Diálogo entre los educadores, con los estudiantes -especialmente los mayores- dispuestos a informarse y analizar perspectivas y miradas sobre un proceso que a nadie ha dejado indiferente desde que estalló hace exactamente un mes, el 18 de octubre en Santiago, inflamado de demandas sociales cuyas señales previas a través del tiempo no fueron ni escuchadas, ni atendidas oportunamente.

HACIA UNA NUEVA CARTA DE NAVEGACIÓN.

Vivimos tiempos de dificultades caracterizados por la desigualdad, inequidad, corrupción, colusión, abusos, crisis de autoridad que inclusive excede a la institucionalidad vigente y un extenso etcétera que reflejan las insolvencias de la sociedad chilena. El cúmulo de situaciones ha devenido en días recientes en la apertura inicial de un acuerdo para redactar una nueva carta fundamental para nuestro país.

El debate está por ahora en manos de la esfera política y merece llegar a la base ciudadana. Un paso trascendente para reescribir “hoja en blanco” una nueva Constitución, entendiendo que ella no solucionará por sí misma todas las necesidades expresadas en el clamor callejero. El tiempo clarificará su pertinencia, extensión y profundidad.

PRIMER CABILDO ESTUDIANTIL.

Para los Maristas del Instituto Marista de Curicó hay un elemento importante de rescatar. Reconociéndonos en estado de crisis, se han seguido algunos pasos sustantivos -con fortalezas y debilidades- de manera espontánea. Bajo la convicción de abrir espacios para el debate de ideas, del diálogo democrático han surgido los Cabildos, un ejemplo de encuentros ciudadanos. Dialogar a partir de la opinión, de las necesidades, esperanzas, temores y anhelos de la ciudadanía.

El pasado martes 12 de noviembre el país experimentó un paro nacional. La necesidad de acoger y contener a nuestros estudiantes que con horario flexible acudieron al colegio fue motivo para que estos, desde séptimo a tercero medio participaran de una inédita actividad. Un primer Cabildo Estudiantil al interior del colegio.

Por Cabildo se entiende el encuentro ciudadano organizado, de vocación masiva o por área temática, de carácter consultivo, en el que se conversa sobre aspectos sociales, demandas ciudadanas y sus posibles soluciones en materia de política pública. Pueden ser convocados por autoridades o bien autoconvocados, es decir, impulsados por la propia ciudadanía. Los Cabildos Autoconvocados son aquellos encuentros deliberativos en los que un grupo de personas se reúne para discutir libre y horizontalmente algunos de los temas de interés común que propongan a la asamblea.

La particular circunstancia llevó a la comunidad colegial de la Enseñanza Media a conversar sobre la contingencia. Un proceso previamente reflexionado que surge en el seno de la coordinación técnico pedagógica para reunir en diálogo abierto al estudiantado que asistió esa jornada de paro. Una introducción general realizada por el profesor de Historia, Juan Francisco Reyes en el salón Champagnat clarificó el origen de estos.

Al respecto, el profesor de Historia, Rodrigo Avilés nos señala someramente, “históricamente ellos son de origen castellano, España, durante la edad media en plena época de conflicto y reconquista española cuya misión fundamental, entre otras, era la toma de decisiones para la defensa militar de las ciudades. Posteriormente, los Cabildos se traspasan a América durante el periodo de la conquista y se transforman en instancias de participación de la población. Caso ejemplo, es el Cabildo Abierto de nuestra Primera Junta de Gobierno en 1810”. En consecuencia, es una instancia altamente participativa para dialogar sobre ciertas contingencias y tomar ciertas decisiones.

PODEROSA REFLEXIÓN.

Luego de la introducción pedagógica que se inició cerca de las 11 de la mañana, se presentó un video de la BBC de Londres que daba cuenta del estallido social de nuestro país. Comprendiendo que cada estudiante trae un aprendizaje, una emotividad y su propia carga valórica sobre el tema, se cauteló que cada cual pudiese expresar libremente su pensamiento sobre el tema canalizadas en tres preguntas detonantes.

El profesor Avilés nos indica que ellas enfocaron al trabajo pedagógico y estratégico para motivar el diálogo. Las preguntas fueron: "¿Cuáles son las causas del estallido social que estamos viviendo y de qué manera les afectan en lo inmediato?, la segunda consulta, ¿Cómo creen que se podría dar respuesta a las demandas de la ciudadanía? y una tercera, ¿De qué manera pueden contribuir los estudiantes de los colegios católicos a mejorar la realidad nacional?"

Esa última pregunta – expone el educador- es muy importante por cuanto hay algo que nos diferencia como comunidad, como colegio Marista por lo tanto nuestra respuesta tiene un enfoque basado en nuestros principios y donde nuestro proyecto educativo nos recuerda formar “Buenos Cristianos y Virtuosos ciudadanos”, según manifestó preclaramente el fundador Marcelino Champagnat.”

La conformación de grupos de trabajo (7º y 8°; 1° y 2°medio y otro, 3° medio) liderados de manera espontánea por los propios estudiantes les involucró en un interesante y rico fluir de ideas planteadas siempre con notable respeto cívico. Los profesores, únicamente acompañaron a los estudiantes y los protagonistas fundamentales "fueron los propios alumnos con ideas muy profundas”, dice el profesor Avilés.

Más tarde, cerca de las 12:45 horas se reunieron en el salón Champagnat para una reunión plenaria. “Lo significativo es que los estudiantes tomaron conciencia de la realidad local, nacional y su importante rol que como Maristas protagonizan. Varias veces se recordó el eslogan de este año: “Empoderar a quienes no tienen voz”.

El profesor Avilés destaca la opinión concordante de los docentes del colegio. Se trató de “una clase de formación ciudadana en su máxima intensidad”. De hecho, la iniciativa del Instituto San Martín se ha consultado para ser replicada en otros colegios Maristas y es factible que se repita más ampliamente en el colegio.

ABRIR ESPACIO A LA PAZ Y EL DIÁLOGO.

Instancias como las mencionadas son un camino esperanzador encaminados al reencuentro. Los Maristas no han estado ni dormidos, ni ausentes frente a los críticos momentos que vive nuestra nación. Ejemplos han sido los llamados al reencuentro y la paz del Rector del instituto, Andrés Prado a través de los comunicados entregados a las familias del colegio, o los del propio Delegado de Misión Sector Chile, Ernesto Reyes que exhortaba el 23 de octubre pasado:

“En nombre de todos nosotros, la Familia Marista, los invito a esto, a mirar la realidad y “mirarnos” en ella, para descubrir qué nos demanda, qué podemos hacer nosotros –cada uno- para contribuir a la reconstrucción de una nueva y mejor versión de nuestra sociedad y de nuestro querido país”.
  

Noticias Relacionadas
Despiertos y presentes en el sentir nacional
Publicado: 25 Noviembre 2019 / 361 Lecturas
El eco de una última jornada de curso
Publicado: 13 Noviembre 2019 / 376 Lecturas
Atletas brillaron en los Juegos Maristas
Publicado: 11 Septiembre 2019 / 262 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile