Noticias
Desafíos para la segunda mitad del año escolar
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
26 Julio 2016
Leido 511 veces
Volver a clases durante el segundo semestre es una oportunidad para replantearse objetivos y metas
Centenares de niños y jóvenes retornaron a las aulas del Instituto San Martín (ISM) luego de sus vacaciones de invierno.
Metas y desafíos para un breve semestre.

El retornar a clases y enfrentar airosamente la segunda mitad del año escolar es ciertamente una valiosa instancia para replantearse metas y objetivos a alcanzar: potenciar lo bueno y optimizar aquello que requiere poner atención fueron fuente inspiradora de muchas de las conversaciones que profesoras, profesores y tutores tuvieron en franco diálogo con sus alumnos y alumnas durante estos primeros días de clases.

Conocido es que uno de los principales desafíos que debe enfrentar la comunidad educativa en su conjunto es la intensidad y brevedad que tiene el segundo semestre escolar por tratatarse de un período que incluye las actividades deportivas como son las Olimpiadas Femeninas y Masculinas (ambas en diferentes fechas), el receso de Fiestas Patrias, actividades solidarias que se realizan fuera del las aulas del ISM, y mucho más, lo que exige una adecuada planificación y ser muy eficientes en el control del tiempo para cumplir con las tareas propias que demanda cada asignatura, tareas y proyectos.

Por otra parte, es necesario destacar que tanto padres y apoderados tienen un rol muy importante al apoyar el trabajo escolar de sus hijas e hijos donde el estudiar con ellos adquiere preponderancia. Especialmente, cada niño o niña podrá percibir que el estudio es importante avanzando en los niveles de compromiso y efectivo involucramiento en el trabajo escolar de estos. Los hijos percibirán que su familia está comprometida con su estudio y logros académicos; incluso más allá: logros en el plano de las actitudes y valores.

Hay muchas formas para estudiar, lo importante es aplicar acciones concretas como determinar rutinas de estudio (horas de repaso y de tareas) y cumplirlas; tener a mano horario escolar y la calendarización de evaluaciones ayudarán sin lugar a dudas.

Desarrollar valores e intelecto.

El desarrollo armónico de la personalidad de cada estudiante es lo que ha destacado en múltiples oportunidades el rector del Instituto San Martín, Jaime Inostroza Marín. Esta vez fue  a través de la entrega de los “Cuadros de Honor” como reconocimiento a los buenos resultados académicos obtenidos por desempeño en el primer semestre y en  cada curso ha insistido en los aspectos que dan cuenta de un equilibrado desarrollo afectivo, intelectual y espiritual de cada estudiante marista de Curicó: “Saber escuchar al otro, sin descalificar, sin ser agresivos; aunque tenga una opinión distinta a la propia. No hablar mal de las personas -presentes o ausentes- (…) saber respetar.”

El rector Inostroza ha recalcado permanentemente que todos debemos “aprender a tener presente y desarrollar en nuestra conciencia y quehacer diario el como nos desarrollamos, como nos desenvolvemos en comunidad con el mundo (…) como base de las relaciones que podamos construir entre todos.”

A reglón seguido ha acotado que también es muy importante dar lugar a desarrollar una adecuada “actitud en clases donde adquiere relevancia el respeto por el otro: desde como nos sentamos, cómo nos disponemos a trabajar, contar con todos nuestros materiales a la mano, guardar silencio, cómo contestamos, hacer el trabajo que tenemos que hacer”, entre otros elementos relevantes y propios de la dinámica diaria de la vida escolar.

Lograr metas personales como mejorar las notas o modificar actitudes deben estar en los objetivos a trabajar durante la segunda mitad del año, factores que fueron también refrendados por las tutoras –Adasila Valenzuela, Daniela Reyes e Irene Cerda, directora de ciclo de media inicial, - que acompañaron a sus alumnos y alumnas durante la premiación por niveles que presenciamos.

Allí surgió la pregunta planteada por el rector Jaime Inostroza, “¿Qué es estudiar?" Luego de diversas respuestas de los estudiantes se concluyó que es simplemente saber “concentrarse”, es decir, “despegarse” por un rato de lo que hace o me dice mi compañero o compañera, esforzarse por alejar los elementos externos e internos que nos alejan del objetivo primordial que nos convoca en el colegio cada día.

En síntesis, podemos señalar que para esta mitad del año aún se puede afianzar tres importantes metas:

a.Crear rutinas: que los niños y jóvenes se acostumbren a estudiar en un determinado horario los ayuda a mejorar su capacidad de atención.

b.Tener un espacio destinado y apropiado para el estudio: en este lugar, debe haber una buena iluminación y sin distractores, como la televisión, radio o celulares.

c.Luego del estudio, repaso o realización de tareas, conversar con los hijos sobre lo realizado y lo aprendido.

Segunda mitad del año escolar 2016 que ya comenzó y desde esta página informativa deseamos a cada integrante de la Familia Marista del Instituto San Martín (educadores, padres, apoderados y estudiantes ) el mejor de los éxitos.

Texto y fotos:
Profesor Francisco Contreras Robles
 

Noticias Relacionadas
Académicos UTAL dictaron charla
Publicado: 31 Mayo 2018 / 524 Lecturas
En la senda de la PSU
Publicado: 16 Abril 2018 / 161 Lecturas
Profesores ISM se capacitaron en Neurociencias
Publicado: 8 Enero 2018 / 521 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile