Noticias
Día de la Educación Parvularia
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
24 Noviembre 2021
Leido 380 veces
Importante rol cumplen las Educadoras de Párvulos del Instituto
HITO DE LA EDUCACIÓN. El lunes 22 de noviembre se recordó a quienes son el motor del importante eslabón de la educación inicial: las y los educadores de párvulos. La fecha conmemora la creación de la primera escuela de Educación Parvularia el año 1944 en la Universidad de Chile.
HISTORIA

El Chile precolombino da cuenta de sistemas de crianza y de etno educación conducentes a la atención de los niños pequeños. Mucho después, las primeras órdenes religiosas crearon casas de acogida para menores abandonados y luego escuelas que se ocupaban de la formación espiritual de los niños.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX se instalaron las primeras experiencias formales de Educación Parvularia siguiendo la experiencia europea y norteamericana. En su base estaba ya instalada la idea del juego como un valioso recurso metodológico.

Destaca el nombre y obra de Friedrich Fröbel y su libro "Educación del Hombre" (1826) cuya traducción en Chile la realizó José Abelardo Núñez (1889) que impulsa la creación de los primeros Kindergartens, palabra alemana que refiere al Jardín de la Infancia. 

SIGLO XX

Al llegar el siglo XX, el Estado de Chile empezó a subvencionar algunos de estos centros educativos, hasta que en 1906 el sector público se comprometió con la instalación del primer Kindergarten Fiscal fundado ese año como anexo de la Escuela Normal N° 1 de Santiago. Para ello se contrató a la educadora austriaca Leopoldina Maluschka y se usó el método fröebeliano. En pocos años, la educación dirigida a los recién nacidos y preescolares comenzó a extenderse a lo largo de todas las provincias del país.

Durante la década de 1940, fue la Universidad de Chile la que impulsó la creación de un proyecto experimental con la primera Escuela de Educadoras de Párvulos (1944). Las Gestoras de la iniciativa fueron las connotadas educadoras Matilde Huici Navaz y Amanda Labarca.

En 1948 el Ministerio de Educación estableció el primer Plan y Programa de Estudios que orientaba a las Escuelas de Párvulo dando paso hacia el año 1956 a la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP), a instalar el Comité Chileno de OMEP.

El 22 de abril de 1970 se creó la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), a través de la ley Nº 17.301. Intertanto, la Universidad de Chile creó Escuelas en todas sus sedes. Similar iniciativa siguió la Universidad de Concepción, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Austral.

En 1989 Chile suscribió la Convención de los Derechos del Niño, que orientó la extensión del nivel y el mejoramiento de la calidad, materias que se convirtieron en aspectos centrales en las políticas públicas de la década siguiente.

El año 1991 se instauró el Día de la Educación Parvularia como reconocimiento del importante rol de sus profesionales en el sistema educativo nacional.

BASES CURRICULARES

Hacia el año 2003, el Mineduc publicó el Marco para la Buena Enseñanza (MBE) con el propósito de orientar la política profesional docente y dar a conocer a la comunidad los estándares que deben alcanzar los profesores.

Sin embargo, fue necesario contar con un referente propio para guiar el desempeño de los y las profesionales de la Educación Parvularia y que incluyera los elementos esenciales que caracterizan a la educación de los niños y las niñas desde su nacimiento hasta su ingreso a Educación Básica. De ese modo surgen las Bases Curriculares de la Educación Parvularia, BCEP (2018), referente principal que sustenta esta propuesta.

Incluye seis conceptos centrales que orientan la responsabilidad y actuar ético de las y los profesionales educadores de párvulos en su práctica profesional: Enfoque de Derechos, Inclusión, Juego, Liderazgo, Trabajo Colaborativo, Reflexión Educativa. También, incluyen a la Familia como un actor fundamental del proceso educativo y presentan los desempeños reconocidos y también desafiantes para los y las educadores de este importante nivel.

PROFESIONALES CAPACITADAS

Las profesionales de este nivel desempeñan un rol insustituible apoyando a los párvulos y muchas veces a sus familias, hecho que destacamos y agradecemos en esta crónica conmemorativa a nuestras educadoras maristas: Verónica Moreno Moreno, Ninoska Chiguailao Luarte, María José Ulloa Riquelme, Daniela Farías Peña y Karem Mandujano Muñoz.

Ellas cuentan con la ayuda de un eficiente conjunto de educadores y técnicos en educación parvularia constituyendo un valioso equipo humano y profesional que se desempeña en el semillero Marista del Instituto San Martín de Curicó.
 

Noticias Relacionadas
Inclusión Social y No Discriminación
Publicado: 2 Diciembre 2021 / 85 Lecturas
Profesorado celebró su día
Publicado: 18 Octubre 2021 / 295 Lecturas
¡Viva Chile!
Publicado: 18 Septiembre 2021 / 338 Lecturas
© CONGREGACIÓN DE LOS HERMANOS MARISTAS
Ámbito de Diseño, Informática y Comunicaciones