Noticias
La huella dejada por la "Tía Luchita"
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
10 Julio 2020
Leido 361 veces
Obituario sobre la educadora fue publicado por el diario La Prensa
OBITUARIO. Damos a conocer el homenaje y reconocimiento que La Prensa de Curicó dio a conocer sobre la vida de nuestra educadora. La nota señala textualmente: Marcó a generaciones de curicanos. El sábado recién pasado, rodeada de su familia, dio su último suspiro la primera educadora Marista del país, María Luisa Leyton Ibarra, la recordada “Tía Luchita”. Tenía 90 años.
CURICÓ. A las 11:10 horas del sábado 27 de junio, María Luisa Leyton Ibarra, en su casa en medio de paz, tranquilidad y el amor de su familia, cerraba los ojos para siempre, dejando como legado una historia repleta de experiencias, muchas de las cuales compartió como la recordada “Tía Luchita”, en el Jardín Infantil del Instituto San Martín de Curicó.

Recién el 13 de junio había cumplido 90 años, también acompañada por hijos, nietos y bisnietos, quienes la rodearon para celebrar tantos años de entrega y cariño.

La comunidad Marista, por su parte, la despide como la primera educadora Marista de Chile y como quien estuvo a cargo de los más pequeños del establecimiento durante largos años.

COMIENZOS

El otro extremo de esta historia comienza a escribirse el 13 de junio de 1930, cuando María Luisa abre los ojos por primera vez fuera del vientre materno.

La “Tía Luchita” se formó en una instancia que marcó un imborrable hito en la historia de la Educación de nuestro país, la Escuela Normal, donde los valores entregados a los alumnos eran la esencia de la enseñanza.

Titulada de Educadora de Párvulos, ejerce primero en la Escuela N°13 de Teno, luego en Escuela N°36 en Curicó, Escuela N°4 República de Brasil, terminando su larga trayectoria profesional en el Instituto San Martín.

LUCHADORA

Se casó con Raúl Ernesto Valenzuela, quien la deja temprano, en 1967, quedando viuda a los 37 años, con cinco hijos: Raúl, Rodrigo, Ximena, María Elizabeth y Marcelo, “educándonos con mucho amor y dedicación, transmitiendo siempre los valores de respeto, responsabilidad, honestidad, humildad, sencillez, solidaridad, cortesía y acogida, que no solo nos inculcó sino que los vivió, dándonos ejemplo. Además de la alegría de ver crecer su familia con 11 nietos y 9 bisnietos”, recuerda su familia.

“Era una persona de mucho fe, alegre y con mucha energía, agradecida de Dios y de la vida. Muy creyente y católica, su vida fue un ejemplo como mujer, madre, amiga, profesional y compañera de trabajo, dispuesta a escuchar, aconsejar y ayudar al que lo necesitaba. Luchadora y con mucha fortaleza que demostró hasta el final”, añaden sus hijos.

LAZOS

En tiempos duros, en que debía sacar adelante a sus cinco hijos, llegó a trabajar hasta en tres lugares, esfuerzo que ella siempre recordaba con cariño, por la compensación que significaba que fueran buenos profesionales y buenas personas.

En 1974 María Luisa ingresa al Instituto San Martín, como profesora de Artes y Lenguaje. Su desempeño le hizo valer la confianza del hermano Pedro Marcos, quien, siendo la primera educadora Marista en el país, en 1980 le entrega la tarea de formar el Kínder del colegio.

Durante años formó a generaciones, estrechando lazos con muchas familias curicanas, quienes por su vocación comenzaron a llamarla como Tía Luchita, cariñoso apodo que adoptó para siempre.

OBRA DE ARTE

“Se sintió siempre tan amada por Dios que le concedió pasar sus últimos días de vida en su casa, atendida y regaloneada por sus hijos, hasta dar el último respiro, tranquila y en paz”, nos relatan sus hijos.

“Vemos en nuestra mamá que su vida fue una perfecta obra de arte, donde pudo corregir dando pinceladas para que el camino de cada uno fuera en base al amor y respeto por los demás. Eso nos llena de orgullo y nos deja la vara muy alta para llevarlo a cabo en nuestras vidas”.

“Fue una mujer de una calidad extraordinaria, sencilla, sensible, cariñosa, luchadora, optimista, soñadora, perseverante, excelente persona, la más grande, tierna y hermosa MAMÁ”, añaden.

PIONERA

Eran tiempos de solo varones. Comenzaba una década y una serie de desafíos para todo el mundo, Chile y el propio colegio, que se había propuesto una meta que sería un antes y un después en la historia del colegio y que sería liderado por la Tía Luchita: el Kínder.

Rodrigo Fuentealba Aguilera es periodista, egresado en 1991. Vive en Santiago. Formó parte del primer kínder del Instituto San Martín.

“La Tía Luchita es protagonista de una nueva etapa en la historia del colegio. Era un inmenso desafío abrir la educación del instituto a un capítulo nuevo, donde se formaría a niños desde muy pequeños. Ella pasa a la historia como pionera y nosotros, como los primeros alumnos en este nuevo rumbo”, señala Rodrigo.

María Jesús Jiménez López fue formada por la educadora en tiempos en que el colegio era mixto hacía ya un tiempo. Es traductora y vive en Santiago.

“A veces yo abrazaba a la Tía Luchita y sentía su protección. Fuimos una generación formada por ella y los valores que nos entregó. Mucho de lo que nos enseñó hoy lo aplicamos en lo que hemos logrado en la vida”, recuerda María Jesús.

TRES VIOLETAS

“Partió con un curso en una sala dentro del colegio. Luego contrataron a Maritza y en el año 1988, cuando se creó el Jardín Infantil, ella estaba a cargo. Muy dedicada a su profesión y a su rol de madre, al quedar viuda, siguió con la enseñanza de sus cinco hijos. Gran educadora, al jubilar siguió asistiendo a todos los actos, eucaristías y ceremonias que se le invitaba. Gran colega, muy acogedora en su trato, siempre con la sonrisa en sus labios”, afirma Cristina Pedevila Valenzuela, educadora de párvulos y colega de la Tía Luchita, quien concluye que la figura de María Luisa Leyton ”resume el significado de la Tres Violetas Maristas: Humildad, Sencillez y Modestia”.

La Prensa de Curicó
5 Julio, 2020




Galería
Noticias Relacionadas
Curicó entró en Cuarentena
Publicado: 22 Junio 2020 / 207 Lecturas
Sobrellevar el estrés en cuarentena
Publicado: 2 Mayo 2020 / 343 Lecturas
Se continúa recibiendo a dadores de sangre
Publicado: 16 Abril 2020 / 381 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile