Noticias
Se regula uso de dispositivos móviles
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
12 Marzo 2020
Leido 1476 veces
Necesaria regulación ha tenido positivo impacto en niños y jóvenes
CELULARES. Modificaciones al Reglamento de Convivencia Escolar fueron comunicados a los padres y apoderados del instituto en la circular N° 2 del 6 de marzo. Se incluye entre otras importantes materias la normativa sobre uso de los celulares en el colegio.
A partir del año escolar 2020 se encuentra vigente el Artículo 40 sobre Comportamiento y Vida Escolar (letra i) que regula el uso de celulares y en general de todo dispositivo durante toda la jornada escolar. Ello incluye las horas de clases, los recreos, almuerzos, talleres, entre otros.

La medida ha tenido un positivo impacto en la vida colegial. Tal como evidencian las imágenes que acompañan esta nota, los niños y jóvenes interactúan cara a cara con sus pares y educadores. Se conversa más y se juega más en las horas de recreo, en las pausas. El trabajo en clases crece en calidad mejorando los aprendizajes.

INOBJETABLES EVIDENCIAS

Antecedentes de la última encuesta CASEN del año 2017 demuestran que desde edades muy tempranas los niños chilenos ya cuentan con celulares. Por ejemplo, a los 6 años un 17%. A los 10 años un 50%. La tenencia de estos dispositivos aumenta con la edad. Un 89% a los 15 años de edad, mientras que dicho valor relativo se empina a un 95% en jóvenes de 18 años.

Por su parte, estudios realizados por la Universidad de Los Andes (2018) comprueban que el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla del teléfono es en promedio unas 6,8 horas diarias. Tiempo que aumenta notoriamente en los encuestados entre 10 a 18 años de edad. Usan el celular más de 10 horas diarias.

Ese mismo estudio destaca que un 87% de los niños encuestados lleva todos los días su celular al colegio reconociendo que un 71% lo emplea dentro de la sala de clases. Asimismo, 6 de cada 10 niños reconoce que el celular tiene un efecto negativo en su rendimiento escolar.

Las cifras han llevado al Ministerio de Educación, Mineduc, a entregar diversas orientaciones sobre como regular su uso junto con el de otros dispositivos móviles. La evidencia cuestiona los aportes que estos implementos de la era digital pueden tener sobre niños y jóvenes. Por lo tanto, la sugerencia del Mineduc ha llevado a que las escuelas y sus comunidades escolares puedan adoptar decisiones sobre acuerdos, normativas y procedimientos que regularicen su uso.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE,  en su reporte (2019) sobre la vida en tiempos de era digital expresa que las tecnologías digitales “pueden ayudar a vivir mejor”. Pero acota que se requieren “habilidades técnicas, emocionales y sociales” para ajustar su uso adecuado.

SERIOS RIESGOS

Tantos niños, jóvenes e inclusive los adultos están expuestos a diversos riesgos. Particularmente, los dos primeros. Entre ellos:

Efectos en el desarrollo neuronal. Investigaciones de la Neurociencia demuestran que las conexiones cerebrales se establecen con gran facilidad hasta alrededor de los 15 años. Pueden continuar si es que hubo un muy buen estímulo en los primeros años de vida. El potencial peligro en la adolescencia está en que se reduce el óptimo desarrollo social y cognitivo de estos. Hay una gran disposición a exponerse a riesgos y adicciones.

Los adolescentes tienen grandes dificultades para manejar los potentes estímulos junto con la gratificación inmediata que reciben de la tecnología.

Por otra parte, el uso de pantallas (luz LED de alta intensidad) altera la calidad del sueño y el necesario y reparador descanso que se requiere. Si el contenido de lo visto está en las horas próximas al descanso nocturno, o  es interactivo, mayor es la dificultad para dormir. Los efectos se traducen en ansiedad y rasgos depresivos que deterioran el equilibrio emocional.

La Organización Mundial de la Salud, OMS,  incorporó en la Clasificación Internacional de Enfermedades la adicción a los juegos digitales como una enfermedad mental que afecta áreas del desarrollo personal, familiar, social, educativo e incluso el laboral.

El acceso a internet con variadas fuentes de información o contenido simultáneo tiene efectos perniciosos en la concentración. Esa capacidad “multitarea” (multitasking) conduce a una desconcentración y a una menor capacidad para discriminar información que permita separar lo relevante de lo que no lo es.

La lista de efectos perjudiciales no termina. Agreguemos efectos en la salud física en general: la fatiga ocular, cansancio, tendinitis, ansiedad, obesidad.

Otros serios riesgos están en relación con terceras personas. Hay peligros relacionados con Ciberseguridad y ataques a la privacidad: usurpación de identidad, hackeos de contraseñas, estafas o robos. La internet y las redes sociales exponen a niños y jóvenes a conductas criminales como autores o víctimas. El ciberacoso, el sexting (envío de contenido sugerente), el envío a otros de packs (fotos o videos íntimos). El grooming (conducta de un adulto que deliberadamente establece amistad con un menor de edad con propósitos de satisfacerse sexualmente).

REGLAMENTACIÓN EN EL COLEGIO

En la reflexión de los estamentos colegiales del instituto Marista de Curicó respecto del tema no han estado ausentes las ventajas del celular y otros dispositivos móviles como un recurso complementario con fines pedagógicos: apoyar el aprendizaje colaborativo, aprender a discriminar entre fuentes variadas de información, estimular la autonomía, reducir la brecha digital, apoyo frente a tareas o pruebas contenidas en juegos o aplicaciones educativas, entre muchas más.

Se ha tenido en consideración el informe de la OCDE (How’s Life in the Digital Age?: Opportunities and Risks of the Digital Transformation for People’s Well-being. 2019) que mostró que los resultados de las experiencias de aprendizaje en las escuelas son variados, con beneficios limitados o nulos exceptuándose como herramientas de acceso para estudiantes con necesidades educativas especiales o para el aprendizaje, por ejemplo, de los idiomas o la matemática.

Considerando todo lo anterior, se estableció como normativa lo que a continuación extractamos del Reglamento de Convivencia actualmente vigente:

Artículo 40.
Comportamiento y Vida Escolar.

i) El uso de teléfonos celulares, relojes inteligentes, tablets u otros dispositivos móviles, se encuentra prohibido al interior del establecimiento durante toda la jornada escolar (horas de clases, recreos, almuerzos, talleres, etc.). Si el estudiante trajera alguno de estos artículos al colegio, deberá una vez ingresado al establecimiento, dejarlo en la caja destinada especialmente para ello dentro de cada sala de clases; al término de la jornada, el estudiante deberá retirarlo. Si se sorprendiese a un estudiante portando estos artículos durante la jornada escolar, se procederá a dejar la observación en el libro de clases y se le retirará el equipo, entregándosele al inspector, quien lo devolverá al estudiante y/o apoderado al final de la jornada escolar. Solamente se autorizará el uso pedagógico de ellos, bajo la autorización y supervisión del docente de aula correspondiente.

Invitamos a los padres y apoderados del Instituto San Martín a informarse in extenso sobre la normativa de Convivencia Escolar 2020 y las modificaciones a los que hace mención la Circular N°2 de rectoría del lunes 6 de marzo. Disponible en la sección “DOCS. OFICIALES” de la web: www.ism.maristas.cl

El compromiso con los acuerdos adquiridos como comunidad educativa requiere el apoyo de todos para ayudar a niños y jóvenes a cumplir las normas establecidas. Los padres, apoderados y adultos en general tienen un importantísimo rol a cumplir como modelo de conductas y actitudes para los menores.



 

Noticias Relacionadas
NOVEDADES PSU
Publicado: 22 Julio 2020 / 120 Lecturas
¡NO QUIERO QUE ME TOQUES!
Publicado: 26 Junio 2020 / 245 Lecturas
Atención psicológica, orientación y psicopedagogía
Publicado: 28 Mayo 2020 / 229 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile