Noticias
Eres mármol y escultor
Por
Angel Gutiérrez G.
Publicado:
4 Marzo 2019
Leido 146 veces
El hombre no puede hacerse sin sufrimiento, pues es a la vez, mármol y escultor
Al iniciarse el año escolar 2019, saludo con afecto a los educadores y estudiantes del Instituto San Martín, de nuestra ciudad y de la Séptima Región, deseándoles pleno éxito en su labor educativa.
Hoy quiero compartir con ustedes, estimados lectores, lo que los alumnos quieren, necesitan, buscan y esperan.

Todos queremos, dicen, vivir y vivir bien. Queremos aprovechar el “néctar” de la vida, de la fiesta, de la belleza, del amor, de la presencia del amigo.

Queremos saborear la alegría del placer en el esfuerzo, gustar las mieles del trabajo bien hecho y recrearnos con satisfacción en el éxito alcanzado. Queremos poner aliciente, color y calor en el hacer de cada día y así, llegar, a ser mejores. Ser más felices. ¡Hay que luchar para conseguirlo!

Necesitamos “colgarnos de una estrella”, volar alto, dejando abajo la manada de gaviotas ocupadas sólo en comer…, es decirr, salir de la rutina, de la vagancia, de la vida cómoda y sin brillo… y despertar al “héroe que llevamos dentro”.

Necesitamos aire puro, horizonte abierto, espacios infinitos, manos amigas que nos hagan confiar más en nuestras posibilidades, que nos ofrezcan ocasiones para crecer y nos den motivos para creer en nosotros mismos y dar nuestra propia “novedad”.

Buscamos personas que valoren nuestros logros y conquistas, que nos enseñen a pensar bien de nosotros mismos desechando frases como “no valgo para nada”, “a nadie le intereso”,… así, descubramos lo que somos y lo que podamos ser. Personas que nos hablen con el ejemplo, de ilusión, de esperanza, de entrega, de superación, de futuro. Que crean y lo transmitan aquello de Lope de Vega: “No hay hombre tan pobre que no tenga nada que dar”.

Queremos encontrar en nuestros padres y educadores guías experimentados, vigías experimentados, vigías expertos, “lobos de mar” que saben aprovechar los “vientos favorables” para enseñarnos a navegar en nuestro mundo interior y exterior, con mirada inteligente y la “brújula” en la mano.

Padres y educadores que no “venden barato”, que hablan con claridad: ayudan y exigen, dan y piden, van por delante y nos indican con el ejemplo que el camino lo hace cada uno con dolor y esfuerzo, voluntad y sacrificio. Como dice A. Claret: “El hombre no puede hacerse sin sufrimiento, pues es a la vez, mármol y escultor”.

Queremos padres y educadores que dejan en nuestras manos la responsabilidad de elegir, de confiar en nuestras capacidades y desarrollarlas con entusiasmo y tesón. El compromiso de conocernos, aceptarnos y amarnos.

Estar contentos con nuestra suerte y ser para todos, dentro y fuera del colegio, modelos de autoestima y realismo.





Galería
Noticias Relacionadas
Perfil Religioso de Champagnat (2a parte)
Publicado: 1 Julio 2019 / 103 Lecturas
Perfil religioso de Champagnat (I Parte)
Publicado: 24 Junio 2019 / 111 Lecturas
Cristo nos enseña a multiplicar, no a dividir
Publicado: 17 Junio 2019 / 95 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile