Noticias
Profesor del colegio retorna a Perú
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
26 Diciembre 2019
Leido 454 veces
Singular experiencia como docente en misión del profesor Waldo Maldonado
DOCENCIA. A punto de partir se encuentra el profesor Waldo Maldonado. El docente estará trabajando en calidad de misionero con educadores de la Amazonía peruana durante enero de 2020.
Rumbo al Perú partirá el 1 de enero el profesor Maldonado. Específicamente a la localidad de San Lorenzo del datem. El motivo es apoyar un proyecto “que partió hace 5 años atrás” comenta. Este proyecto es liderado por la Universidad Marcelino Champagnat (UMCH) de Lima.

“Ellos tienen un convenio con el Ministerio de Educación peruano que busca capacitar y perfeccionar a los docentes indígenas de diversas tribus de la Amazonía peruana en la frontera con Ecuador”. Es la Facultad de Educación de la universidad Marista Peruana la que inició este convenio con la idea inicial que los docentes-indígenas viajaran a Lima. Entonces “fue un rotundo fracaso”, señala Waldo Maldonado porque ellos no lo hicieron.

Posteriormente, la modalidad cambió y es la universidad la que se traslada al lugar geográfico común para esas colectividades.

Con el paso del tiempo, las comunidades se han incorporado gradualmente “al mundo civilizado”, nos explica el profesor y por lo tanto “requieren tener competencias que sólo podrían ser impartidas por un profesor. Antes, nadie de la zona urbana iba a hacer clases a la selva”.

REPLICANDO UNA ANTERIOR EXPERIENCIA

Las condiciones climáticas, higiene y habitabilidad son muy precarias o inexistentes en muchos de esos parajes. Recuerda el profesor Maldonado que similar experiencia la vivió hace tres años atrás. En esa oportunidad viajó junto a otros profesores Maristas de Chile. Esta vez lo hará solo. “Estuve en un pueblito que no tiene más de 800 habitantes y que se transforma en enero en una con una población de 5000 habitantes. Viajan a ese lugar todos aquellos futuros profesores indígenas” que requieren perfeccionamiento y obtener su título. “Ellos se trasladan en botes durante dos o tres días con toda su familia compuesta usualmente por tres, cuatro o más hijos”.

En San Lorenzo del datem se les imparten las clases “durante todo un mes”. Waldo Maldonado expresó su agradecimiento por esta invitación. “Me habían pedido que fuera en los otros veranos” pero por diversos motivos no pudo concretar, hasta ahora.

Hay un grupo peruano “que parte el 27 de diciembre y en mi caso viajo el 1 de enero a Lima y al día siguiente, en otro vuelo me dirijo hacia al interior, alojamos en un pueblito llamado Tarapoto (o ciudad de la selva) y después hay que navegar 12 a 14 horas en bote” para llegar a destino.

El profesor Waldo Maldonado estará hasta la primera semana de febrero aproximadamente. La idea es avanzar más al interior del lugar por cerca de una semana para “visitar otras comunidades indígenas”. Recuerda que la primera vez tuvo que dictar clases, “esta vez deberé certificar las competencias de los futuros profesores a través de pequeñas tesinas o investigaciones" que deberán presentar sus alumnos.

Anecdóticamente nos dice, “allá son muy formales para vestir cuando asisten a clases, si bien fuera de ella el fin de semana usan sus tenidas típicas. Con 45 grados Celsius y mucha humedad”, es muy sacrificado.

APOYO Y COMPRENSIÓN FAMILIAR

Exterioriza que la decisión de partir ha sido fácil de tomar porque cuenta con el pleno apoyo familiar. “Mi esposa e hijos saben que es un tema que en lo personal me dejó mucha satisfacción, hay mucha historia detrás de esto al apreciar las condiciones adversas en que viven los pueblos indígenas”.

“Lo que más me llegó fue el afecto por lo que uno hace. Ser chileno no fue motivo de resistencia”, evoca. “Era usual que me dijeran: ustedes en Chile tienen internet, televisión, agua potable, comida y me preguntaban ¿Qué vino a hacer acá?, eso les llamó mucho la atención”. Suma a lo anterior que “pasaré nuevamente mi cumpleaños por allá”, refleja con nostalgia. 

Cabe mencionar que hay racionamiento de luz eléctrica con horarios definidos, escasa conexión de internet y una gran cantidad de elementos propios de la naturaleza, como las inundaciones, no hay cadena de frío con los alimentos que hace que esta experiencia sea “a veces muy adversa”.

Otro ejemplo, de experiencias que muchos de los profesores y profesoras del instituto viven en estos días de verano. No son vacaciones para todos. Por el contrario, en diferentes escenarios siguen contribuyendo a la obra educativa Marista, inclusive más allá de nuestras fronteras.
 

Noticias Relacionadas
Premiación desde 7° a 3° medio
Publicado: 27 Diciembre 2019 / 581 Lecturas
Premiaron a estudiantes de 5° y 6° básico
Publicado: 19 Diciembre 2019 / 380 Lecturas
Ceremonia de Premiación de 1° a 4° básico
Publicado: 17 Diciembre 2019 / 517 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile