Noticias
La Hacienda de la Esperanza
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
3 Octubre 2019
Leido 220 veces
Pronto abrirán un hogar en Curicó
ADICCIÓN. Reciente visita al colegio de monitores de la Fundación “Hacienda de la Esperanza” ofreció perspectivas para conocer a esta comunidad terapéutica dedicada a recuperar a jóvenes y adultos que sufren de alguna adicción.
DESDE BRASIL.

Fazenda da Esperança nació en Brasil hace poco más de tres décadas y desde la metrópoli Sao Paulista se ha extendido a más de veinte países contando con 123 pequeñas comunidades de acogida.

La samaritana actividad de los integrantes de “Fazenda de la Esperanza” le ha valido el reconocimiento de la Iglesia católica por los importantes aportes que realizan en beneficio de un creciente número de jóvenes y adultos drogo dependientes y alcohólicos contando ya con un pequeño centro en las cercanías de Ancud.

EN EL ISM.

Su presencia en el colegio y Curicó tuvo el propósito de darse a conocer ante la comunidad e invitar a cooperar con un nuevo centro dependiente de la Diócesis de Talca en las cercanías de Curicó.

En este viaje misionero dialogaron con estudiantes de diferentes cursos del instituto Marista Curicano con los que compartieron sus experiencias de orden personal, los dramas y secuelas de las adicciones y la luz de esperanza que se abrió ante ellos al ingresar a Fazenda. Igual trámite cumplieron durante la misa mensual del colegio.

Asimismo, estuvieron en el centro de cumplimiento penitenciario de Curicó trasladándose, el Hogar de Ancianos y Hospital del Buen Samaritano de Molina. Su visita también les llevó, entre otros, a conocer y compartir su quehacer en el centro Dianova de Romeral y hogares de estudiantes. La venta de diversos productos naturales, recuerdos o libros fueron parte de la muestra de su dinámico trabajo que a la vez les permite aunar recursos financieros para su funcionamiento.

TESTIMONIOS.

“Una experiencia de amor, entrega, servicio y al mismo tiempo, valorar los testimonios entregados a nuestros alumnos”, comentó Andrés Prado Soto, Rector del Instituto San Martín.

De manera directa el Rector del colegio Marista sostuvo que en el presente “el consumo de alcohol, droga y falta de conciencia de algunos jóvenes es impactante. Estos testimonios tienden a aterrizar a nuestros estudiantes también” con esta cruda realidad siendo la Fundación "Hacienda de la Esperanza" un hálito de esperanza para superar el abismo en que se encuentran sumidos.
 

Noticias Relacionadas
Recordando la Primera Comunión
Publicado: 10 Diciembre 2019 / 127 Lecturas
María Reina del Adviento
Publicado: 9 Diciembre 2019 / 75 Lecturas
El defecto de la intolerancia
Publicado: 2 Diciembre 2019 / 261 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile