Noticias
Colonias de verano: una gran experiencia
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
23 Enero 2019
Leido 220 veces
Relato de exalumna del colegio pone de relieve labor solidaria
Vacaciones de verano en pleno apogeo para muchos jóvenes. Un agradable y necesario alto en el camino del estudio que alentó a otros para conectarse con otras realidades, otras personas, otras historias.
Resumir lo vivido en una apretada semana en Sagrada Familia, comuna aledaña a la ciudad de Curicó es lo que nos compartió una de sus gestoras, hoy exalumna del instituto marista curicano, Daniela Navarro.

Según explica Daniela, “Las colonias son organizadas por la fundación marista GESTA y consisten en un voluntariado realizado en distintas escuelas del sector de Sagrada Familia durante tan solo una semana; aunque parezca un período de tiempo muy corto, es suficiente para que se logren grandes objetivos, los cuales principalmente promueven los derechos de los niños del sector que en su mayoría vive en situación de vulnerabilidad”.

Según recalca Daniela Navarro, esto se logra “con simples juegos que los hacen olvidar un poco su realidad y les permiten sentirse acompañados”. Ciertamente, podemos concluir que los niños no se aburren con estas actividades; por el contrario, las esperan y anhelan reencontrase con los guías y voluntarios de GESTA.

Daniela confirma la anterior aseveración al expresar que “como voluntaria o voluntario uno sacrifica vacaciones, comodidades y muchas otras cosas, pero a cambio recibe el amor de todas las niñas y niños que asisten a la actividad y la satisfacción de estar dándoles la oportunidad, aunque sea por un tiempo breve, de vivir su infancia”.

Tan encomiables propósitos requieren una cuota de decisión y empeño por estar presente y no fallar. La experiencia de Daniela Navarro  refuerza lo dicho cuando plantea:

“Cualquiera que desee participar debe estar dispuesto a dar todas sus energías para hacer reír, para jugar, para hacer lo que te pidan, finalmente todo vale para cumplir el objetivo. Gran parte de las colonias consiste también en el grupo humano que se forma de voluntarias y voluntarios, donde el tener una buena convivencia y llevarse bien entre todos y todas es primordial para conseguir una comunicación y organización adecuada para el transcurso de la semana, lo que también es una ganancia personal ya que se generan grandes lazos de amistad”.

Inmediatamente agrega con gran convicción: “Es de suma importancia buscar una profundidad con todo lo realizado ya que no sirve de nada ir y solo jugar con los niños; es necesario, conversar, conocer un poco de su realidad para saber cómo uno puede ayudar, ir a un trasfondo, que finalmente son lo que buscan en las “reflexiones” realizadas dentro del grupo, que guían un poco el sentido del trabajo a realizar, al igual que la convocatoria que se realiza en el sector para informar el inicio de las colonias, donde logramos conocer un poco más del entorno en el cual vive la gente del territorio en el que estamos”.

Por último, nuestra exalumna declara:

Lo que se les dé a las niñas y niños hoy, ellos lo darán a la sociedad mañana. Los más pequeños son el futuro, de ahí la necesidad de ayudar a generar una infancia libre de vulneraciones y violaciones a los derechos del niño, concluye taxativamente Daniela. 

Y tú...¿Qué esperas para ser un (a) voluntario (a) GESTA?
 

Noticias Relacionadas
Aprender a envejecer
Publicado: 17 Diciembre 2018 / 117 Lecturas
Prof. Rodrigo Avilés expuso Investigación en UBB
Publicado: 5 Diciembre 2018 / 260 Lecturas
Paso del colegio a la universidad
Publicado: 19 Noviembre 2018 / 161 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile
-->