Noticias
PAM: Servicio en primera persona
Por
Francisco Contreras R.
Publicado:
7 Octubre 2018
Leido 306 veces
Interesantes opiniones de algunas integrantes de PAM
Conocimos la opinión de algunos de los estudiantes de primero medio que han fortalecido la vida del movimiento “Protagonistas Adolescentes Maristas” (PAM).
Este movimiento pastoral nació para ser un efectivo puente comunicador entre las etapas de GAMA y MARCHA.

Es un nuevo movimiento pastoral que dirige la profesora Sra. María Alicia Bravo Arriagada, que ha logrado entusiasmar a más de una veintena de estudiantes del colegio para soñar en conjunto diversos proyectos de servicio, diseñarlos y llevarlos a cabo en un trabajo concreto que se realiza compartidamente.

Valioso trabajo de los estudiantes de enseñanza media inicial, de su profesora guía y de los monitores de tercero medio que acompañan este novel movimiento que se resume como una muy valiosa experiencia en el itinerario formativo de los estudiantes del Instituto San Martín.

ESTUDIANTES DE PRIMERO MEDIO COMPARTEN SUS OPINIONES.

Para conocer un poco más acerca de PAM, conversamos con algunos de sus integrantes.

Magdalena Cisterna, estudiante de 1mA, al referirse a su experiencia en PAM dijo que “se ha transformado en un medio para realizar proyectos para la comunidad y que además nos ayuda mucho a socializar entre los cursos; he conocido mucha gente a través del movimiento.” Al rememorar qué la motivó a unirse a PAM,  recordó que en un comienzo lo hizo porque “vi que estaban mis amigos, pero rápidamente me di cuenta que era muy interesante todo lo que se hacía porque era muy activo y resultaba muy atrayente intentar buscar soluciones a problemas que se encuentran en la comunidad”. Ejemplifica que, si algún Hogar tiene alguna necesidad, PAM actúa entregando soluciones.

“Generalmente nos organizamos los viernes en la tarde, ese es el horario de PAM y de la mayoría de los programas pastorales. Algunos proyectos son extracurriculares como los del sábado en que vamos a encuentros u otras actividades o en la semana nos dedicamos –por ahora- a pintar un mural en el Centro de Día”, acota con precisión.

Magdalena  resume su experiencia “como muy buena porque uno despierta a una realidad diferente; por ejemplo, cuando vamos al Centro de Día apreciamos que las personas tienen experiencias de vida en muchos temas y con grandes historias por querer contar y uno asimila que debemos aprender a escuchar.”

También, Sophie Grossetete y Fernanda Bravo de 1mB nos entregaron sus impresiones. Sophie, nos explicó que “PAM es la transición de GAMA a MARCHA y se creó como un punto intermedio entre ambos”. Luego nos refiere que también incidía la diferencia de edad ya que en GAMA participan desde sexto a primero medio lo que significaba adecuar este proceso.

Las tres  entrevistadas destacaron el rol de la profesora María Alicia Bravo que les acompaña en estas actividades junto a un grupo de monitores de tercero medio. “Ella es muy apañadora en todo, siempre nos da ideas y nos acompaña en todo; además se generan más lazos y hay harta confianza con ella. Tiene mucha iniciativa”, coinciden.

Concuerdan además con la idea de que en PAM han podido conocer otra realidad, muy distinta a la propia: “Ha sido como salir de la burbuja”, dicen. “Ha sido ver que otras personas están más mal de lo que uno pensaba”.

Fernanda Bravo relata que el ver otras realidades, el conocer gente les ha permitido estar muy motivadas para desarrollar los proyectos en ciernes.

“Tenemos muchos planes en mente y otros en pleno desarrollo, destaca Sophie”. Fernanda, agrega que han visitado el Centro de Día y “ofrecimos un desayuno a la gente, les llevamos ropa y estamos terminando un mural y tenemos un proyecto de ir a recoger basura, una campaña ecológica”, nos comenta.

Hay otros proyectos ligados con arte y la realización de manualidades. Fernanda y Sophie nos señalan que el Centro de Día les entrega un espacio a numerosas personas con atención de enfermería, alimentación y otros servicios de primera necesidad. Aclaran que su servicio no es como el del “Hogar de Cristo”: es diferente y atiende solamente de día”.

En cuanto a lo que viene, especialmente para el próximo mes de noviembre es el trabajo de interacciones sociales. “Se están estableciendo las consultas con la municipalidad para que nos digan qué sector limpiar, recoger basura e incluiríamos a personas también externas a PAM de los cursos primeros medios”. Cuentan que hay un Proyecto de “Indiferencia Cero” de arte que surge bajo el alero de estudiantes de PAM como incentivo a esa actividad donde los integrantes del centro se dibujarán a sí mismo para observar cómo se perciben y compartirlo posteriormente en el colegio”.

Agregan que hay otro proyecto en la zona de Rauco de hipoterapia (equinoterapia).

Recuerdan que las primeras sesiones fueron para  "atrevernos a plantear nuestra particular mirada de las cosas", siempre con mucho respeto. “Aprender a sacar la voz –reiteran- y aprender a escuchar”, coincidieron nuestras entrevistadas.

Tanto Sophie, Alejandra y Fernanda admiten que es una muy buena idea unirse a PAM porque “si bien es una etapa de transición, aquí se aprende a formular proyectos y a trabajar colaborativamente. Además, si a uno le cuesta hablar y tratar temas en grupo o asumir actividades de liderazgo este es un lugar apropiado para aprender y encontrar soluciones a situaciones imprevistas que siempre surgen”.

Así es PAM, un movimiento juvenil que se arremanga las mangas y trabaja activamente no importando ensuciarse, involucrarse plenamente en medios complejos por sus carencias y urgentes necesidades.
 

Noticias Relacionadas
La Serena: encuentro nacional de MARCHA
Publicado: 7 Septiembre 2018 / 341 Lecturas
Torta solidaria para matemáticos
Publicado: 5 Septiembre 2018 / 304 Lecturas
La Asunción de la Virgen María
Publicado: 12 Agosto 2018 / 173 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile