Noticias
Santa Teresa de Calcuta (Contacto Marista)
Por
Angel Gutiérrez G.
Publicado:
4 Septiembre 2017, 12:30
Leido 129 veces
"Fue feliz entregándose a los demás..."
LA “SANTA DE LOS POBRES MÁS POBRES DEL MUNDO”. El 5 de septiembre de 1997, a las seis de la tarde todo el mundo se conmovió por la muerte de la Madre Teresa de Calcuta, acaecida en la sede de su Congregación religiosa, las Misioneras de la Caridad.
Su biógrafo, José Luis González Bolado, cree que “indudablemente ha sido la persona más admirada y más amada del siglo XX. Vivió para los demás y se olvidó totalmente de sí misma. Hizo lo posible por hacer felices a otros y tuvo una razón profunda de infelicidad en el hecho de que no pudo volver a abrazar a su madre, ni a su hermana porque el gobierno de Albania, su país natal, no le permitió volver a pesar de que su madre suspiraba por abrazarla antes de morir”. Afirma, además, que su influencia se dejará sentir durante años.

El Papa San Juan Pablo II la beatificó el 19 de octubre de 2003, a los seis años de su muerte, y el Papa Francisco la canonizó el 4 de septiembre de 2016, a los 19 años de su muerte.

 Ahora podemos invocarla diciendo: Santa Teresa de Calcuta: Ruega por nosotros. El día 5 de septiembre, día de su partida a la casa del Padre, celebraremos su fiesta.

Estimados lectores: Esta “diminuta gran mujer, santa de los desamparados, ángel de los pobres, incansable testigo del Evangelio de la esperanza, del amor y de la vida” llegó a los lugares donde no llegaron los organismos internacionales de solidaridad. Madre Teresa de Calcuta llegó donde sólo llega el amor verdadero, aquel que ve en cada hombre a un hijo de Dios, al mismo Cristo.

Fue feliz entregándose a los demás; los necesitados han vuelto a ser felices al percibir la entrega que les dispensaba. Porque los seres humanos, especialmente los que sufren abandono, son más felices si reciben amor que si se les da dinero o se les proporciona una vida de lujo y derroche. La Madre Teresa ha llegado a la presencia de Dios con las manos llenas.

La figura de Madre Teresa nos invita a reflexionar sobre los valores permanentes, en medio de este mundo consumista en que vivimos, donde la cultura del tener prima sobre la cultura del ser.

La conciencia de la Humanidad, nuestra conciencia, no puede estar tranquila ante los pecados de omisión e indiferencia que nos saca a la luz la Madre Teresa. Cuando seamos examinados en el amor veremos cuáles fueron los valores verdaderos.

Cuando pase un tiempo, quien permanecerá en la memoria de los hombres como referente obligado será una mujer que, sin buscar nada a cambio, se entregó sin límites a los solos y abandonados, a los leprosos y enfermos, a los niños de la calle, dándoles de comer con sus propias manos y curándoles las repugnantes heridas. Esa mujer es y será Teresa de Calcuta, la “santa de los pobres más pobres del mundo”.

Que su testimonio nos ayude a hacer felices a los demás, especialmente a los más pobres y abandonados.








Galería
Noticias Relacionadas
La Familia, comunidad que evangeliza
Publicado: 20 Noviembre 2017 / 136 Lecturas
Noviembre: mes para pensar en la vida
Publicado: 5 Noviembre 2017 / 86 Lecturas
Cuatro violetas siempre vivas (Contacto Marista)
Publicado: 30 Octubre 2017 / 171 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile