Noticias
Diferencias entre un Ángel y un Amigo
Por
Angel Gutiérrez G.
Publicado:
9 Octubre 2017, 10:18
Leido 125 veces
"Un ángel vela tus sueños. Un amigo sueña contigo..."
CONTACTO MARISTA. El lunes pasado, 02 de octubre, celebramos los Santos Ángeles Custodios. Ellos son los enviados, los mensajeros de Dios. Son “espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación”.
Seguramente que muchos no conocen las diferencias existentes entre un ángel y un amigo. Con sencillez, si me permiten, les indicaré algunas:

Un ángel no nos escoge, Dios nos lo asigna. Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios.
Un ángel tiene la obligación de cuidarnos. Un amigo nos cuida por amor.
Un ángel te ayuda evitando que tengas problemas. Un amigo te ayuda a resolverlos.
Un ángel te ve sufrir, sin poder abrazarte. Un amigo te abraza, porque no quiere verte sufrir.
Un ángel te ve sonreir y observa tus alegrías. Un amigo te hace sonreir y te hace parte de sus alegrías.
Un ángel sabe cuando necesitas que alguien te escuche. Un amigo te escucha, sin decirle que lo necesitas.
Un ángel, en realidad, es parte de tus sueños. Un amigo comparte y lucha porque tus sueños sean una realidad.
Un ángel siempre está contigo, no sabe extrañarte. Un amigo, cuando no está contigo, te extraña y piensa en ti.
Un ángel vela tus sueños. Un amigo sueña contigo.
Un ángel aplaude tus triunfos. Un amigo te ayuda para que triunfes.
Un ángel se preocupa cuando estás mal. Un amigo se desvive porque estés bien.
Un ángel recibe una oración tuya. Un amigo hace una oración por ti.
Un ángel te ayuda a sobrevivir. Un amigo comparte la vida y vive por tI.
Para un ángel eres una misión que cumplir. Para un amigo eres un tesoro que defender.
Un ángel es algo celestial. Un amigo es la oportunidad de conocer lo más hermoso que hay en la vida: el amor y la amistad.
No todos tienen la gracia de tener un “Ángel” como amigo y un amigo que es un ángel.

Espero que si no he sido para ustedes, estimados lectores, un ángel, haya sido por lo menos, un amigo cercano con quienes me comunico los domingos.

Hoy, con mi oración agradecida, escribiré sus nombres en el corazón maternal de la Buena Madre, María.

Hoy, con mi corazón agradecido, les digo: ¡Gracias!, mis amigos, por estar a mi lado cada domingo y animarme a seguir escribiendo.



Galería
Noticias Relacionadas
La vida humana amenazada (Contacto Marista)
Publicado: 15 Octubre 2017 / 124 Lecturas
El defecto de la Intolerancia (Contacto Marista)
Publicado: 2 Octubre 2017 / 122 Lecturas
El Arte de Envejecer (Contacto Marista)
Publicado: 24 Septiembre 2017 / 131 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile